«Hice lo que estaba a mi alcance para ayudar a la sociedad».

Juan Pablo Lancieri dialogó con TRIPEROMANÍACOS RADIO al aire de la 221 Radio (FM 101.3) acerca de su decisión de ser voluntariado para la vacuna del COVID-19 y su situación contractual con Gimnasia.

La noticia se dio a conocer hace varias semanas cuando salió sorteado pero fue hace unos días donde Juan Pablo Lancieri viajó hacia Capital Federal para que le apliquen una posible vacuna contra el COVID-19 siendo el único deportista de alto rendimiento en el país que fue sometido a este método.

Acerca de lo que fue la aplicación de la vacuna, el basquetbolista remarcó: «Hace unos días tuve una charla y me apliqué otra dosis. Estoy tranquilo, hice lo que estaba a mi alcance para ayudar a la sociedad«. Además agregó que, «primero se me hicieron unas pruebas de sangre e hisopado y luego comencé a informarme del tema. Ya me apliqué dos dosis y no tuve más que un leve dolor en el brazo«.

La decisión de someterse a este experimento no fue fácil pero Juampi hizo hincapié en la importancia de su familia: «Mi hermano estudia medicina y se anotó. Me lo contó, me dijo que era seguro, me puse a investigar y me sumé. Por suerte mi familia se lo tomó muy bien aunque deje que pase un cierto tiempo para comunicarles pero cuando salí sorteado se los dije enseguida«.

Por último el jugador que estuvo la última temporada en Junín de los Andes habló sobre su situación contractual con el Lobo: «Yo terminé mi préstamo en Junín y todavía tengo contrato con Gimnasia. Hasta el momento no tuve contacto con nadie del club por lo tanto estoy sujeto a ver que decisión tomaran«. Sumando que «la situación es muy difícil ya que él cree que lo mejor es que los deportes esperen un tiempo más para volver a las actividades pero que también los jugadores y los clubes deben cobrar«.