«Con Diego al frente, para Gimnasia lo mejor está por venir»

El Negro Héctor Enrique habló en exclusiva con Triperomaníacos Radio por el aire de 221 (FM 103.1). Recordó aquel inolvidable partido frente a los ingleses en México 86′, Su época como colaborador de analizó al Lobo de Maradona y dejo un esperanzador mensaje para los hinchas de Gimnasia.

Hace 34 años, nuestro entrenador, Diego Armando Maradona marcaba el gol mas memorable de la historia de los mundiales. Para recordar aquella gesta, hablamos en exclusiva con Héctor Enrique, autor de la asistencia al astro y buen amigo del DT del Lobo.

Consultado, claro está, acerca de lo que significó aquella tarde, el ex futbolista y actual entrenador nos contó: «Dos horas antes de jugar frente a Inglaterra me enteré que iba a jugar. Entré por Pasculli, que había hecho un gol en el partido anterior frente a Uruguay. Siempre me preguntaban si estaba nervioso, pero nunca lo estuve». Y continuó: «Para nosotros, tenerlo a Maradona era fundamental. Siempre le dábamos la pelota a él. Esa tarde hizo algo milagroso, hoy pasa el tiempo y la gente vuelvea ver el gol y continúa emocionandose».

Ya al meterse en la actualidad, a puro corazón no dudó en elogiar a Gimnasia. «Le agradezco de todo corazón a Gimnasia por darle la oportunidad a Maradona de dirigir en el país. Ojalá que gane todo con el club y pueda sacarlo campeón. Yo trabajé con él y fue espectacular. Él es el ídolo máximo». Y no dudó en cargar contra los periodistas que lo menosprecian como DT. «El menosprecio a DI me duele. Si Maradona no puede dirigir un equipo en el fútbol argentino, hay que cerrar todo. Yo trabajé con mucho orgullo con él. A Maradona no le perdonan nada».

Y destacó: «Diego como entrenador sabe elegir, es respetuoso, sabe mucho, sus equipos juegan bien. Hoy en Gimnasia está con gente que sabe mucho y eso me pone contento. Me encantaría que vuelva a dirigir a la Selección».

Ya en el cierre, el ex campeón mundial no eludió una anecdota inolvidable que vivió junto a Maradona siendo asistente. «Cuando estábamos en Dubai trabajando, hicimos una videollamada y estaba mi viejo. Fue como una cámara oculta. Con Diego se pusieron a hablar y él le preguntó a mi papá si le gustaba un auto de lujo. De lujo total. Mi papá dijo que sí, obviamente. Y Diego le dijo: ‘Don Enrique, ese auto es para usted’, y se lo regaló. Lo cuento y me emociono, me pongo a llorar. Tuvo ese gesto maravilloso y me llena de orgullo».

Y destacó: «Yo no amo a Maradona porque le regaló un auto a mi papá o porque trabajé con él. Yo lo amo por todo lo que vivimos. Y lo voy a amar siempre. Un día me preguntaron qué se sentía jugar con él. Yo dije que es como estar cenando en familia y que se sume Jesús a la mesa. Es un maestro, es un fenómeno. Los jugadores lo aman».

Por último cerró la nota dejando un esperanzador mensaje a cada tripero. «A los hinchas de Gimnasia les digo que sigan queriendo a Maradona. Que lo sigan apoyando, que son una hinchada y un club espectacular. Que lo apoyen a él y a los jugadores. Que lo mejor está por venir».