«Mi vida pasa por Gimnasia»

En una nueva edición de los IG lives de Triperomaníacos, Lucas Licht brindó un mano a mano en el que repasó gran parte de su carrera. Sus inicios con Griguol, su paso por la Liga Española, su capitanía en Gimnasia y el presente de la mano de Maradona. ¿Seguirá el capitán post diciembre de este año?

Llegó el turno de Lucas Licht en lo que fue la pasada edición de los lives de Triperomaníacos. El histórico capitán habló de todo. Repasó su carrera y nos contó lo que significa su última renovación, la cual espera no sea la última tomando en cuenta que desea cumplir los 20 años como futbolista profesional.

«La cuarentena se va haciendo cada vez un poco mas difícil, en especial con los nenes. Pero sabemos que es tiempo de quedarnos adentro y aguantar». Comenzó diciendo el Bochi, que en cuanto a su rol de líder del equipo albiazul lo lleva a estar en constante dialogo con los jugadores más jóvenes. «Hablo casi todos los días con los chicos, hay algunos que están en sus pueblos y tienen otras facilidades para entrenar. Los que estamos acá en el AMBA nos arreglamos como podemos. Con los médicos estamos en constante diálogo porque nos fuimos pensando que eran 15 días y pasamos los 100 días ya».

A la hora de hablar de su más reciente renovación y su deseo de retirarse con la camisetas del Lobo, aseguró: «No sé si será la última renovación porque no es lo que quiero. Pero también le dije a los dirigentes que yo voy a ser el primero en decir basta si se que no da para más. Mi meta es llegar a los 20 años en Primera».

Sus comienzos y el legado del viejo

En el año 2001 Lucas Licht hacía su debut como profesional, en un Gimnasia sólido desde los futbolístico y con Carlos Griguol como conductor. Lo mejor para el pibe de Berisso estaba por venir. «Timoteo me demostró los valores dentro y fuera del fútbol. De chico jugaba de enganche y recién en Reserva fui lateral pero lo suplía con las ganas. El ser joven me dio la capacidad a adaptarme al puesto. Yo a los chicos que suben les hablo mucho de lo que fue Timoteo y lo que nos dejó. Antes de los partidos a mí me obligaba a estudiar, esas cosas a la larga te sirven mucho».

Retrocediendo a lo que fue ese Apertura 2001 y sus primeros pasos como profesional, recordó: «En esa época nosotros eramos la defensa mas joven del fútbol argentino pero después era un plantel con mucha experiencia y eso nos sirvió mucho para los que subimos». Y entre risas confesó: «En uno de los entrenamientos que subí a Primera yo estaba con muchas ganas y le metí un caño a Pedro que me metió tremenda patada. Después cuando me veía me pedía perdón y ahí comenzó una linda amistad».

Lo que pocos recuerdan de los comienzos del Bochi como profesional fue que en el año 2004 vivió un paso casi traumático al ser transferido al futbol israelí. Al consultarlo sobre la misma, nos contó: «Fue una experiencia muy rara la de Israel porque mi representante me dijo que iba a un equipo y fui a otro en la frontera con el Líbano. No firmé el contrato y tomé la decisión de volver enseguida». Y agregó: «Volví a Gimnasia y encima me tocó meter un gol contra Talleres, sobre la hora. A partir de ahí fue un ascenso en mi carrera y que me sirvió como una enseñanza para lo que vino».

Acto seguido recordó lo que fue su paso por La Liga: «En la época que fui a España era una Liga muy linda, con muy buenos equipos. Me tocó jugar contra Messi y encima cambiar camiseta». Y continúo: «Uno de mis mejores partidos fue contra el Barcelona marcando a Messi y después me llamaron de Manchester para ver como había hecho, ya que ellos lo tenían que enfrentar por Champions. En ese paso nos tocó jugar dos finales de Copa del Rey».

La vuelta a casa

Mucho tuvo que dejar de lado Licht previo a su regreso a Gimnasia, en mediados del 2012. Incluso para muchos estaba «loco», pero el corazón siempre puede más. «Fue mi decisión volver, yo estando en Racing llamé a Pedro Troglio para decirle que cuente conmigo e iba a hacer todo el esfuerzo. Que él esté también ayudó un montón a que vuelva».

Recordando lo que fue aquel equipo y lo que significó ese ascenso aseguró: «Ese grupo del año del ascenso era muy importante en lo humano y dentro de la cancha teníamos el equilibro justo con experiencia y juventud y el causante de aquella química fue Pedro (Troglio)». Y agregó: «Teníamos un arquerazo como el Mono (Monetti), experiencia abajo con Blengio, Pucho, Oreja, Pouso, yo. Después aparecieron los pibes como Mussis, Nacho o Meza. Adelante al enano Niell y Facu Pereyra. Un equipo ideal».

Ya al momento de hablar de su rol como capitán de barco, no dudó en asegurar que: «Mi vida pasa por Gimnasia y lo que quiero es que esté bien y en armonía. No solo nosotros como plantel sino el Club en general porque eso nos ayuda a todos. Lo importante no es ser capitán sino que se logre eso». Y destacó: «Es el momento para aprovechar en que jueguen los más chicos tras la decisión de que no haya descensos. También obviamente lograr buenas campañas para no sufrir».

Al hablar de su «sucesor» no escatimó palabras de elogio para con Matías Melluso. «El día que debutó Melluso le dije que se iba a quedar con el puesto. Tiene una intensidad y sacrificio increíble y además no hay nada más lindo que un pibe del club se quede con el puesto». Y continúo: «Tiene cosas para mejorar como todos pero creo que si tiene los pies sobre la tierra puede lograr cosas importantes. Que yo haya jugado tanto tiempo quiere decir que nunca llegó uno como él».

El Bochi y Mellu

La llegada de Diego y su estrecha relación con el DT

Las vueltas de la vida y del fútbol en sí, son impredecibles. En el epílogo de su carrera al Bochi le llegaría una revancha para con Maradona y una oportunidad que también cambiaría la historia de Gimnasia para siempre.«El fútbol me dio revancha ya que no pude ir a la Selección con Diego y encima me tocó en el Club que uno ama. Era el indicado para levantar a un equipo que no jugaba mal pero no se le daban los resultados».

Recordando la presentación y el nacimiento de su buena relación con el DT, afirmó: «Fue algo único lo que pasó en la presentación. Yo ya había hablado con él en el vestuario pero cuando salió a la cancha es algo que nunca me voy a olvidar. Lo mejor con Diego es la relación fuera de la cancha y charlar sobre la vida de cada uno. Estos días estuve hablando y me dijo que estaba volviendo a trotar, lo cual me alegra muchísimo y que tenía muchas ganas de volver a Estancia Chica». 

Licht y Maradona en el Bosque
Licht y Diego Maradona en el Bosque

Ya a la hora de destacar virtudes del «10» como entrenador, aseguró: «Cuando pone el ojo en un jugador no falla. Por eso creo que a los chicos que fue poniendo ahora tienen que aprovechar el lugar que les fue dando».

Con respecto a lo que se viene, una vez que regrese el fútbol se mantiene cauto y con los pies sobre la tierra. Pero sin dejar de lado las metas. «No sé si lo de la Copa Argentina será una revancha pero sí que queremos volver a llegar a la final, ese tiene que ser nuestro objetivo. Por suerte con el tiempo recordamos de otra forma lo que fue el torneo del 2018, eso quiere decir que hiciste una gran copa, esa vez eliminamos a Boca y River que fueron finalistas de América».

Por último y a puro corazón abierto, concluyó: «Para mí, Gimnasia es mi vida. Y eso es lo que trato de inculcarles a los más jóvenes o los que llegan. Hacerles saber el amor que tiene la gente y todo lo que dejan en base al Club. Lo que genera es algo increíble. Vos lo podes ver cuando hablan ex jugadores como Oreja, Álvaro Fernández o ir más atrás con ídolos como Márcico, Sanguinetti mismo. El caso mas nuevo es Maradona que se enamoró».