La hora de Chirola

La noticia que conmovió al mundo Gimnasia se anunció ayer. Cuándo en horas de la tarde se anunció a Sebastián Romero como técnico de la Reserva. La era post Maradona llegó y la apuesta es del riñón del club.

Ayer en horas de la tarde se dio a conocer la noticia que había adelantado este medio, luego de la confirmación de Mariano Messera y Leandro Martini a cargo del primer equipo hasta diciembre de este año. La CD movió rápido sus fichas y anunció que Sebastián Ariel Chirola Romero pasará a ser el entrenador de la reserva tripera.

La llegada de Chirola, en conjunto a Nicolás Cabrera quien será su ayudante de campo, acrecienta la idea de apostar a los hijos pródigos del club para afrontar la siempre dolorosa era post Maradona.

A finales de noviembre, el Club y un país entero, sufrieron la perdida de Diego. Pérdida que, sacando el dolor propio que generaba, anunciaba un horizonte complejo desde lo futbolísitco para Gimnasia. Allí aparecieron Martini y Messera que compartiendo el más profundo dolor lograron un grado de empatía semejante con el plantel que los llevó a ilusionarse hasta la última fecha de la Copa Maradona con la clasificación a la final de la misma.

El flamante CT recuperó jugadores de prestigio y profundizó la idea de trabajo inculcada por Maradona y su Cuerpo Técnico. Bien merecida fue la continuidad y es por eso que en sintonía a los logros de Mariano se buscó apostar por otra de las joyas de aquella categoría 78′ para cubrir la vacante en el selectivo.

Y tenía que ser él, debía ser él. Otro que como Messera soportó miles de destratos, vivió los años dorados y puso el pecho en el infierno. Chirola Romero, un nombre que en Gimnasia es palabra santa, es capaz de unir cualquier tipo de grieta.

Ya en su presentación, frente a las cámaras de la cuenta oficial del Club, dejó en claro cuál sería la premisa que junto a Nicolás Cabrera buscarán transmitirle a los jugadores: «Es el momento de enseñarle a los más chicos lo que es el Club y el escudo. Le queremos devolver un poco a Gimnasia todo lo que nos dio, y vamos a dejar todo». Y fiel a las bases previamente planteadas por Martini y Messera, agregó: «Vamos a aportar nuestro granito de arena para que los chicos puedan subir a jugar con Mariano y Leandro».

Es el comienzo de una nueva era. Diego Maradona logró dejar a Gimnasia en primera, tras un año de trabajo dio y recibió amor, le devolvió una identidad futbolísitca a un equipo que no encontraba el rumbo. Y si bien el final nos entristeció a todos, le permitió a «ese diez» del que tanto habló en la presentación tener la gran chance. Martini y Messera estuvieron a la altura y hoy tendrán el desafío de demostrar nuevamente porque se apostó a ellos. En el selectivo asoma Chirola y eso despierta sonrisas en propios y extraños. Los hijos pródigos buscarán llevar las riendas futbolísticas. La confianza es absoluta, pero a su vez pone los ojos en la Comisión Directiva que como siempre en medio de un caos, deberá brindar seguridad en lo que conlleva a su labor.